RAIGAMBRE

Revista Cultural Hispánica

sábado, 18 de abril de 2015

LA DEMOCRACIA DE LOS SEÑORITOS SEPARATISTAS


Imagen de www.labolsa.com

Por Antonio Moreno Ruiz 
Historiador y escritor


Es curioso cómo los separatistas antiespañoles, que abarcan tan amplio abanico ideológico (desde clásicos comunistas a "nazis" como Ravello y Bochaca, pasando por los omnipresentes liberales), sin embargo, hasta se ofenden cuando uno les habla de plausibles "hechos diferenciales" en Andalucía tan "justificados" o más que sus absurdas teorías, y en seguida, comienzan con una verborrea de tópicos que, amén de odio, destila ignorancia. No en vano, la Prostitución de 1978 establece “nacionalidades” y “regiones”; porque, como reza la orwelliana máxima, unos son más iguales que otros. Entonces, unos tienen derecho a la nacionalidad, y otros no. La historia de unos parece que es más exclusiva que la de otros, y tiro porque me toca.

Por ejemplo: Mientras que los separatistas “catalanes” exaltan que el rey Jaime I tomara Valencia y derrotara a los musulmanes, los separatistas “andaluces” consideran la peor ofensa del mundo celebrar la Toma de Granada… ¿En qué quedamos?


Jaime I el Conquistador
Imagen de www.laguia2000.com




Blas Infante en Marruecos, vestido a la usanza marroquí.
Imagen de hacheandaluza.blogspot.com

 


Y es que amén de inventos e incoherencias, el separatismo siempre ha sido un tema clasista, burgués, racistoide, de señoritos. Señoritos cobardes que se ponen muy nerviosos cuando en Barcelona se manifiestan bastante más de 40.000 personas por la hispanidad y ya reculan. Con todo, más grave todavía es el papel del "andalucismo", porque en su día, Blas Infante, personaje que nunca fue seguido por el pueblo andaluz, aun sabiendo del odio antiandaluz de los discípulos de Arana, Castelao y Prat de la Riba, sin embargo colaboró activamente con ellos. Este oscuro e impopular personaje no consiguió ni acta de diputado y, ocultando "prudentemente" su más que posible conversión al islam y su simbología islamista (de una bandera que jamás ha sido la de "Andalucía"), nos lo meten como padre de la patria, tras un estatuto al que el 63% del pueblo andaluz le dio la espalda.

¡¡Democracia!!


Imagen: Militantes sionistas apoyando el separatismo "catalán"




Pues eso es lo que hay. Y el que lo intenta hablar claro es apartado de la sociedad del buen rollito, la misma que presume de "libertad", "progreso", "tolerancia" y todas esas palabras mágicas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada